Enteógenos y psicodélicos

Detalles de las sesiones de
Enteógenos y psicodélicos

  • Las sesiones duran aproximadamente 60 minutos (individuales y pareja) y 80 minutos (grupales) en un espacio íntimo de absoluta privacidad y confidencialidad.
  • El número de sesiones es variable. Es difícil determinar cuantas sesiones de preparación y de integración necesitas, que incluso tú mismx vas a detectar.
  • Ofrezco sesiones presenciales y online, con la posibilidad de combinar ambas modalidades según las necesidades particulares y las del proceso.

Todo proceso de preparación y de integración empieza con una primera sesión de acogida, donde conversamos y nos conocemos. Hacia al final de la sesión, y si es necesario, te propongo lo que me parece más atinado y recomendable para ti, o para vosotros, y tomamos la decisión conjunta de iniciar el proceso.

PRECIOS DE CADA SESIÓN*
ON LINE
PRESENCIAL

Individual

65€

65€

Parejas

70€

70€

Famílias y grupos
(entre 4-6 personas)

80€

80€

Sesión de consulta y asesoría

65€

65€

FAQ

1. ¿Si tomo Ayahuasca, o San Pedro, o Hongos, o Peyote, o Tabaco, o Kambó, o… me va a dar lo que yo quiero?

Es imposible para mí responderte a esta pregunta; en realidad, te diría que lo vas a ver después de la experiencia entéogena, quizás durante. Las plantas sagradas no son una pastilla mágica ni funcionan automáticamente “¡Voilà, pim pam y como nuevxs!”. Pueden ser profundamente transformadoras, o no serlo. Sí es posible que desbloqueen y que abran procesos personales, existenciales, vinculares, con linajes familiares, comunitarios, relacionados con el propósito vital, con la espiritualidad, con la sexualidad, con la Humanidad o con la Naturaleza, entro los más frecuentes ahora, y entonces enfocarlo hacia lo que unx quiere.

2. ¿Pueden volverme loco o ser perjudiciales?

La mayoría de investigaciones apuntan más bien a sus beneficios, y se están intentando consensuar mapas basados en evidencia científica y también respetuosos con las tradiciones milenarias e indígenas, y minimizar riesgos y maximizar seguridad. Existen peligros, precauciones y contraindicaciones, especialmente para las personas con ciertas condiciones de salud, ciertos patrones de personalidad, ciertos momentos vitales o que toman ciertos medicamentos o suplementos, como con todo. Los enteógenos y psicódelicos no son para todo el mundo, y eso está rebién. Hay quienes podrían probarlos y beneficiarse potencialmente y sin embargo ni quieren ni sienten interés ni curiosidad. Hay que toman regularmente y son su camino de vida. Hay quienes toman una vez, y sienten que es suficiente. Y hay para quién están contraindicados tomarlos.

3. Siento que es mi momento de tomar tal enteógeno o tal psicodélico, lo que hay una parte de mí que se resiste y me dice lo contrario. ¿Es normal?

Totalmente; piensa que entre las personas que hace tiempo que toman o que toman de manera regulas, hay quién dice que antes de tomarlos suele sentir cierta intranquilidad.

4. Quiero tomar este enteógeno o este psicodélico ya.

No te lo recomiendo; más bien que pares, respires y tomes tu tiempo para prepararte y decidir cómo y con quién. Me agrada contar que las plantas sagradas son como amigxs, compañerxs, familia, amantes, maestrxs, doctorxs, y que establecemos un vínculo con ellas. ¿Verdad que con tus amigxs, compañerxs, familia… no les exiges la inmediatez para que te den o no les fuerzas ni presionas a que te digan o que hagan según tu quieres o deseas? Pues con enteógenos y psicodélicos sucede igual, o al menos así lo vivo yo.

5. He tenido experiencias con enteógenos o psicódelicos en el pasado y a día de hoy aún me afecta lo que viví, influye en mi vida y lo quiero aprovechar.

Súper común. A veces sentimos que queremos encontrar nuevos ángulo o perspectivas para acoger nuevos matices y frutos de nuestras experiencias pasadas; o simplemente, que las queremos acabar de cerrar y de integrar.

6. Estoy embaraza; estoy con la luna; estoy tomando este o tal complemento, fármaco, flores de Bach, Homeopatía o planta medicinal; me operaron de esto o aquello hace tiempo; en mi familia han habido casos de… ; ¿hay algún problema?

Como son tantas las posibilidades aquí, te invito a que me escribas y te contesto directamente según tu caso particular.